Seguinos

Apasionados

Todos los goles son del cielo

Todos los goles son del cielo

Pocos homenajes serán mejores que este. Luciano Jordan, hermano de Álvaro, volvió rápido a las canchas y, como no podía ser de otra forma, lo hizo a puro gol en los últimos dos encuentros.

Habrá muchas formas de recordar a su hermano, pero sin dudas que gritando goles junto a sus amigos y compañeros ha de ser una de las mejores. Una pérdida que nos dolió a todos, pero que tiene una forma muy linda de intentar sanar, nada menos que jugando a la pelota.

La fortuna de poder contar estos relatos, es tener además a disposición el momento fotográfico captado en este casi por Paola Silvetti, siendo justamente una de sus mayores virtudes en el ámbito. Sin dudas que, como solemos acostumbrar (y aunque sea tan difícil), buscamos en cada desgracia irreparable un mensaje alentador, y no será la excepción en esta breve historia la idea de contar que al fin de cuentas el deporte, el club, los vínculos, los amigos y la pasión, nos ayudan a sanar un poco lo malo, y en contra partida nos potencian lo bueno.

Cada gol de «lulo», y de sus compañeros también se celebra desde arriba, tiene otro sentido, dedicatoria y genera un gran motivo por el cual ir a buscar la victoria en cada duelo. Cada grito sagrado será una caricia a un alma golpeada, pero a la vez un motivo de sonrisa y homenaje.

Lulo y Lauti dedicando otro gol al cielo
Los Jordan estaban acostumbrados a festejar.

FOTOS: Pao Silvetti


¡Compartilo!



Centro Empleados de Comercio

Más sobre Apasionados