Seguinos

Radio

Matías Barzola: «El pueblo nunca se va de uno»

Matías Barzola: «El pueblo nunca se va de uno»

Orígenes y anécdotas de uno de los relatores mas populares de la provincia; sus andanzas por nuestra Liga, su apoyo a lo regional y mucho mas en esta entrevista que Matías Barzola brindó en #LPEP.

Se hizo de abajo, anduvo por nuestros pagos y aunque hoy le toca estar allá arriba con grandes audiencias, con otras comodidades; el Relator, Periodista y Docente (entre otras cosas) Matías Barzola sostiene los pies en la tierra y va con el claro mensaje de apoyo para el laburante, para el pueblerino y para las instituciones.

“A mis 13 años vino el dueño de una radio y me invitó a hacer la lectura comercial y me animé; y al poco tiempo faltó el relator. Me tocó relatar un partido que el Deportivo Moto Kart le ganó a Del Campillo con gol de Gustavo Saby. Ya cuando tenía 15 años me llamaron de Serrano para relatar. Viajaba de Jovita a Serrano, e hicimos todo un año la campaña del Deportivo y Cultural”, comienza contando Barzola con respecto a su origen y la cercanía con nuestra Liga; y agrega: “Tengo mucho afecto por aquella región. Tuve la suerte de relatar el Huracán del Argentino “B”; recuerdo a Miguel Soria, Darío Innocente. Iba mucha gente a ver ese equipo que jugaba muy bien. Había jugadores de todos los clubes. En Laboulaye no le ganaba nadie y era emocionante. Laboulaye y la Liga han sido muy generosos conmigo, he relatado mucho tiempo allí”.

Rápidamente, el relator cuenta una vieja anécdota donde expone que en un encuentro le quisieron cobrar para relatar; e incluso se lo mostró indignado al saber que nuestra Liga cobra un canon anual al periodismo: “En una ocasión, en Melo nos quisieron cobrar entrada, una especie de derecho de transmisión, algo inédito; entonces mi viejo puso el camión afuera del Estadio, y relatamos desde allí arriba. La verdad me parece una locura que se le cobre la credencial al periodismo regional. El trabajo de los medios de la región es trascendental porque no va a venir ninguna cadena nacional a relatar un partido”, expone.

Una de las características de Matías Barzola en su carrera como relator, han sido las tantas “intros” que realiza antes de que comiencen los partidos; varias historias típicas, con su toque, que hacen que el oyente se sienta identificado y que le han dado un estilo propio a su trabajo: “Las introducciones las hice siempre, y en un momento se empezaron a viralizar en las redes. La verdad es que yo siempre escuché mucha radio y no inventé nada. Tomé cosas de Walter Saavedra, Victor Hugo Morales y las hice propias. La gente quizás estaba acostumbrada a la transmisión de Victor Brizuela y aparecimos con una verborragia distinta”.

Como se dijo antes, el Periodista mantiene un profundo arraigo a los orígenes, en más de un momento de la entrevista apoya incondicionalmente a las economías regionales, a los medios locales; y en sintonía describe con desprecio al centralismo que acaparan las grandes ciudades, sobre todo en el deporte: “Hablo con mucho orgullo de mis orígenes, Uno se va del pueblo, pero el pueblo no se va de uno. El pueblo nos iguala, en una cancha de la región no hay palcos VIP y el patrón se sienta al lado del peón. Estamos lejos de las grandes ciudades, pero estamos cerca de lo que nos hace bien. Hay que defender a los equipos del pueblo, abrazar la pertenencia. La gente y los medios tienen que apoyar a las Instituciones intermedias como una herramienta trascendental para el desarrollo comunitario. Me duele ver que a la gente le guste más seguir los partidos de equipos grandes y no de los equipos propios donde juega un sobrino, o el club que lo fundó tu abuelo, que se hagan socios de Boca y River y no se asocien al club del barrio”.

Finalmente, Barzola destaca (como suele hacer) que el fútbol no es de sus grandes pasiones y que cada vez se siente más alejado de dicho deporte. “No soy tan futbolero, el fútbol no está entre mis 10 deportes favoritos y por eso no extraño tanto las canchas hoy en día con esta situación. Lo que se extraña es el esfuerzo social y que la gente que vive el día a día no pueda salir a laburar. Se extrañan los abrazos, poder ir a pescar, salir a comer un asado. Estoy cada vez más alejado del fútbol, me parece un deporte miserable. Los jugadores que hacen tiempo, que se culpe de todo al árbitro, y ni hablar del periodismo que coopera todo el tiempo para que el deporte se desvirtualice”, cerró.

Escucha la nota completa

Más sobre Radio

PUBLICIDAD