Seguinos

Radio

Amanecer no se queda quieto

Amanecer no se queda quieto

La Profesora Antonela Gamboa nos brindó un panorama de cómo está trabajando la Escuela Amanecer; y nos contó su situación como emprendedora en el rubro de los gimnasios.

La Escuela Amanecer es una escuela pionera en la región si hablamos de Deporte Adaptado; pero en situación de pandemia las adaptaciones van siendo múltiples a medida que las flexibilizaciones así lo permiten.

La Profesora a cargo, Antonela Gamboa nos cuenta la realidad de Amanecer desde que la pandemia se ha hecho protagonista en nuestras vidas: “Empezamos a trabajar a mediados de julio cuando se habilitaron las caminatas recreativas, normalmente tenemos entre 15 y 20 alumnos. Fuimos arrancando de a poco hasta que nos dejaron volver a abrir la escuelita. A medida que se iban a habilitando deportes, hicimos distintos encuentros como lo fue con el Tenis y el Taekwondo; luego empezamos a trabajar algo de atletismo sin utilización de elementos”; comenta y agrega: “Entre los profes surge hacer estos encuentros y armamos reuniones hermosas que a los chicos les encanta. Teníamos pensado hacer alguno con bochas y padel, ya veremos cuándo podremos concretarlo”.

Antonela lleva adelante la Escuela junto a un grupo de trabajo integrado por los profes Lucas Páez y Marina Cosaro; además hay varios voluntarios y los acompañantes terapéuticos de los chicos. “Tenemos un grupo hermoso, en el que también se incluye a las familias de los chicos”, expresa Gamboa.

Foto Archivo Municipalidad de Laboulaye

Luego del brote de Covid en la ciudad, nuevamente la escuela tuvo que cerrar las puertas; y en esta especialidad de reinventarse, decidieron volver con una tarea que no es deportiva, pero si es recreativa y también motivadora: “Como aún no podemos volver a los entrenamientos, surgió la idea de preparar algo rico para llevar a los puestos de control para agradecer el trabajo que están haciendo. Los chicos hicieron el cartel de agradecimiento y también se pusieron a hacer las cosas ricas como tortas, alfajores, pasteles, etc. Aunque a todos les hubiese gustado ir, por cuestión de protocolos solo dos de los chicos nos pudieron acompañar a entregarlas. Lo importantes es que nos vamos adaptando a lo que hay, buscamos alternativas para no quedarnos”, expresó la profe.

Foto: Municipalidad de Laboulaye

Su visión como emprendedora de la Actividad Física

El rubro de los gimnasios había sido hasta hace poco de los más afectados, ya que durante mucho tiempo se les negó la apertura; incluso una vez que volvieron, al poco tiempo debieron cerrar por la llegada del Covid a Laboulaye. Sobre este tema se explaya la Profesora Gamboa, quien emprende en el rubro de la Gimnasia y la actividad física: “Fue muy duro cerrar las puertas; tuve que reinventarme de a poco con las rutinas y, si bien los alumnos me seguían, la gente se iba cansando un poco. Al no poseer máquinas, pude habilitarme un poco antes como salón de danzas, y desde mediados de julio pude empezar a trabajar nuevamente; obvio tuve que cortar cuando llegó el brote”.

Justamente, como cierre, la profe realiza un pequeño análisis de cómo han cambiado las cosas para el rubro con las medidas que se van tomando por el Coronavirus: “La cantidad de alumnos desde el inicio de la pandemia ha disminuido; e incluso al día de hoy la mitad de ellos entrena desde su casa. Por suerte llegó rápido esta nueva apertura, pero la franja horaria se nos complica un poco; estamos viendo que nos extiendan al menos dos horas más porque tenemos alumnos que trabajan justamente en los horarios comerciales. Hay que reconocer que en su momento algunos protocolos que bajaban desde Córdoba eran un poco extravagantes para los gimnasios de acá, pero el Área Deportes del Municipio hizo una adaptación que me parece más lógica para trabajar y hay que cumplirlo para cuidarnos”, cerró.

Escuchá la nota completa

Más sobre Radio

PUBLICIDAD