Seguinos

Radio

Olave: «El ascenso ante River es el hito mas grande del fútbol cordobés»

Olave: «El ascenso ante River es el hito mas grande del fútbol cordobés»

Cómo se hizo de abajo para convertirse en el último ídolo de Belgrano, el ascenso contra River, el apoyo al cordobecismo y mucho mas, en el testimonio de Juan Carlos Olave para “LA PASIÓN EN PLAY”.

No es fácil ganarse la idolatría en un Club grande de una Provincia; pues vemos que los ídolos de los equipos de Capital como mínimo deben ganar títulos locales e internacionales; jugar en la Selección, triunfar en Europa, etc. Acá, más terrenales, los ídolos se ganan el mote probando el barro, en las malas y en las peores; como le tocó a Juan Carlos Olave, el último ídolo de Belgrano que charló con nosotros en #LPEP.

Para entrar en calor la pregunta que hacemos en general a cada uno de nuestros entrevistados, refiere a su quehacer en esta situación de cuarentena, en el encierro y “juanca”, como cualquier hombre, la pasa encerrado en casa: “Llevo la cuarentena como cualquiera, con algo de impaciencia, y creo que esto nos hace aprender. En casa hacemos un poco de ejercicio, vemos TV, tomamos mates y bueno después de tantos días la cosa se hace repetitiva así que hay que tener voluntad y paciencia”.

Metidos de lleno en la carrera del arquero, quien cuenta que fue su abuelo (uno de los fundadores del Club Las Palmas, de Córdoba Capital) quien lo incitó a ser guardameta, nos encontramos con detalles increíbles sobre lo que le costó ganarse un lugar en el arco del Pirata de Barrio Alberdi. “Mi inicio fue en Las Palmas, en la Liga Cordobesa. En el año 1995 llegué a Belgrano con 19 años y estuve unos partidos al banco y me tuve que ir. Empezó una parte difícil en mi carrera donde me fui a Instituto y no jugué; después me fui a Bolivar de Bolivia, donde debuté en Primera, jugué en Copa Libertadores y luego me volví. Estuve sin club de nuevo asique jugué en Las Palmas hasta el año 2000 donde después de una prueba, Reynaldo Merlo me permitió quedarme en el Plantel Superior hasta en mi debut en 2001”, comentó.

La publicidad de la indumentaria denota la época de la foto.

Un poco atónitos por conocer todo lo que el larguero tuvo que pasar para defender los 3 palos celestes, nos vimos aun mas impresionados por lo que contó a continuación: “En realidad hice 5 pruebas para jugar en Belgrano; llegaron a decirme que ni me cambiara porque no me iban a tener en cuenta. La realidad es que no me querían porque el dueño de mi pase estaba peleado con los dirigentes y me negaban la entrada al Club. Hasta que vino “mostaza” (Merlo) y me dijo que si yo andaba bien y lo convencía, los dirigentes me iban a tener contratar y así fue”, explayó.

Siguiendo con la carrera, más allá de sus dos etapas en Gimnasia de La Plata, y un paso por Europa, el portero recuerda su breve paso por River Plate, donde no pudo jugar: “En River estuve 4 meses. En ese momento estaba en Murcia (España), donde no jugaba y tampoco me habían dejado ir a Boca, San Lorenzo, Racing. No obstante pude llegar a River donde Germán Lux había tenido un problema familiar, y quizás no iba a volver a jugar en el semestre, pero volvió a los pocos días. Además estaba apareciendo Juan Pablo Carrizo; es decir había dos arqueros del Club y yo llegué con una opción de compra alta y prácticamente no tuve chances”, expresa.

Olave y un breve paso por River Plate

Inevitablemente, mencionar a River y a Olave, generalmente te lleva a hablar de quizás el logro máximo de Belgrano, que fue el Ascenso que en aquella promoción el pirata le ganó al Millonario y lo mandó a jugar el Nacional. Dicha hazaña, Olave la cataloga como el logró máximo del fútbol cordobés: “Logramos el ascenso que anhelábamos hacía mucho tiempo en un contexto ideal, ante un equipo grande a nivel mundial. Pero no lo tomo como una revancha contra River, sino que ha sido un logro importante para Belgrano. Nosotros teníamos una expectativa muy grande, y River no esperaba jugar esta promoción. Sabíamos que el rival le agregaba un condimento especial y la gente de Belgrano estaba eufórica. No tengo dudas de que fue uno de los hitos más grandes de la historia del fútbol de Córdoba. Es algo que probablemente no suceda más. Ganarle a River en una promoción con desventaja deportiva”, Exclama.

Olave fue protagonista exclusivo del partido de ascenso ante River, sobre todo cuando le contuvo el penal a Mariano Pavone

Dejando un poco de lado la campaña del ascenso histórico, Olave fue consultado por los formadores que lo han marcado en su carrera: “He aprendido de todos los DT que tuve. Con Zielinski compartimos mucho tiempo, con gran cariño y empatía. Carlos Ramacciotti, Timoteo Griguol y Mario Gómez. Todos son tipos que te enseñaban, con argumentos, y te mostraban lo que era lo mejor para el equipo. En el fútbol hay que ser abierto, saber escuchar e interpretar para seguir aprendiendo”, cuenta.

En línea con la consulta sobre los DTs, el guardameta también nos cuenta a quienes admiraba bajo los 3 palos; y a quienes destaca al día de hoy: “Cuando era chico mis referentes del Arco eran el “ojudo” vivas (arquero de Las Palmas); Angel Comizzo y el “mono” Navarro Montoya. De chico también lo miré al “loco” Hugo Gatti en sus últimos años. Hoy en día, en el fútbol argentino, me gusta un arquero que no está atajando, Lucas Acosta (Belgrano); y también Guido Herrera (Talleres), que ha logrado una regularidad que no es fácil”.

Herrera y Acosta, los preferidos de «Juanca» en el fútbol argentino

La respuesta del arquero, destacando en la actualidad a los colegas de los clubes cordobeses, nos llevan a meternos en un terreno de centro y periferia, que Juan Carlos identifica como un error de parte de los provincianos: “La gente empieza a apoyar más a los Clubes locales porque han crecido. Las Provincias tenemos ese pensamiento erróneo de creer que lo mejor está afuera, y aunque los arqueros de Boca y River sean buenos, no precisamente son los mejores; incluso tienen más marketing pero acá hay buen material. A veces menospreciamos nuestros clubes y creemos que no podemos competir contra los grandes, pero hay que valorar los crecimientos porque, sacando lo deportivo, ni Talleres ni Belgrano son los mismos clubes que hace 15 años, aunque quizá estén en el mismo lugar que estaban en ese tiempo. Ojalá algún día tengamos los mismos recursos y se la peleemos un poco más”, fue su deseo.

Para finalizar, el último ídolo celeste hizo un pequeño repaso (con autocrítica incluída) de su breve lapso como dirigente, aunque expresó su deseo de saldar su cuenta pendiente de conseguir un título con el Club: “Cuando asumimos la responsabilidad dirigencial, sabíamos de la complicación del promedio. El primer año nos fue bien, estuvimos a punto de clasificar a las copas; en el segundo año fue erróneo el armado del equipo, y se pagaron las consecuencias. El equipo mostró otra cara, quedaban pocos partidos y corríamos de atrás en varios aspectos y circunstancias. Puedo decir que en mi carrera me quedó pendiente salir campeón con Belgrano. Espero lograrlo desde otro rol”, concluyó.

El ex arquero, y su etapa como Director Deportivo del Club.

Escuchá la nota completa

Más sobre Radio

PUBLICIDAD