Seguinos

Opinión

El termómetro del fútbol está al revés

El termómetro del fútbol está al revés

¿Se podría comenzar a entrenar fútbol en nuestra región?. ¿Por qué si y por qué no?.

El mundo del fútbol parece estar al revés y a veces parece que los entes futboleros tienen mas poder que el Presidente de la Nación.

Personalmente siempre me jacto (de arranque nomás) que sé poco de salud; que siempre me voy inclinando mas por el sentido común, por lo que charlo con la gente y un poco también por lo que voy viendo en los medios. Quiero decir que siento hace rato que a nivel nacional suceden cosas insólitas. El Presidente Alberto Fernández le da autonomía a las provincias para manejarse en varios aspectos, incluso en las habilitaciones deportivas pero, resulta que en fútbol la cosa parece ser de otra forma y según la AFA y el Consejo Federal, ni siquiera en la Liga del Culo del Mundo (la nuestra) se puede patear una pelota.

Vimos en los últimos días que clubes de Primera como Talleres de Córdoba y Godoy Cruz de Mendoza están trabajando fuerte junto a la política de sus respectivas provincias para volver a las prácticas, pero que el dedo lo baja el ente regulador del fútbol nacional acusando de que se está sacando ventajas por sobre los clubes del famoso AMBA que están en zona roja y, lejos de recuperarse, parece aproximarse el pico que finalmente llegaría en julio. (También es válido aclarar que algunos de los clubes del interior que más apoyan a la AFA son aquellos que se beneficiaron con el no-descenso, vaya casualidad).

«Hasta que no esté todo el país en fase 4, no se puede entrenar» es lo que dice criollamente el comunicado de AFA y le da la voz de alto a los clubes del interior que amagaban a arrancar. Se puede hablar de ventaja o no (habría que ver que se hace con los torneos continentales cuando en otros países ya están entrenando y también debería considerarse una ventaja por sobre los nuestros si se mide con la misma vara), pero en realidad todo esto yo quería hacerlo llegar hasta nuestras tierras, que quizás es lo que nos compete.

El Departamento Roque Sáenz Peña (Y lo incluímos a Buchardo del Roca que compite en nuestra Liga) lleva 100 días invicto con la pandemia, la cuarentena y la mar en coche. Sin ser ningunos santos y con algo de suerte hemos avanzado en las fases y, de a poco, la vida se va normalizando por lo que, ¿tan descabellado sería que se vuelva a entrenar con una fecha pactada para volver a competir? (Obvio con protocolos de bioseguridad). Es válido para mi dejar pasar los fríos y que se vuelva a jugar en los últimos días de invierno o a comienzos de primavera y obviamente (siempre especulando que la zona se mantenga con este «invicto» antes mencionado) que se juegue con público.

De esa forma podríamos invertir el termómetro y que las cosas se empiecen a medir en los lugares menos riesgosos; pero en esta nueva lucha de Unitarios y Federales, en la que a nadie le importa nuestra región (como siempre), estamos atados a que Boca y River vuelvan a entrenar para ver si dos semanas después arrancamos nosotros.

Esto no es solo un capricho porque los domingos me aburro y tengo ganas de ir a ver un partido; ni un reclamo porque el fútbol es parte elemental de mi trabajo (igual sería válido); es también un tema de salud, de muchos chicos que se están haciendo sedentarios crónicos en sus casas, de otros tantos que ya no saben que hacer para relajar la cabeza; de los clubes que con las puertas cerradas se los están comiendo los gastos fijos y los impuestos. Hay muchas aristas que nos indican que la pelota tiene que volver (también otros deportes que quizas sean menos populares pero estan en la misma situación como por ejemplo la Liga Cordobesa Zona Sur de Hockey); y hay otras que nos dicen «esperen un poco mas» y que apuntan a la prevención ante el virus, algo que también es válido pero, ojala que el día de la vuelta se arranque por acá (y todas las zonas blancas), y no por la Bombonera y el Monumental, dejando expuesto una vez mas que todo es un negocio.

Más sobre Opinión

    PUBLICIDAD